Dieta Mediterranea, Pediatría Nutricional

Dieta Mediterránea Tradicional: ¿En qué consiste?

11 marzo, 2019

La Dieta Mediterránea Tradicional es aquella que elaboraban nuestros abuelos con alimentos locales y tradicionales. Disfrutemos de una dieta exquisita, económica, y que proporciona mucha salud.

  • ¿Qué es la Dieta Mediterránea? Características de la Dieta Mediterránea
  • La Dieta Mediterránea es nuestra Dieta Patrón. Fundación de la Dieta Mediterránea
  • Contaminación de la Dieta Mediterránea. Aparición de la Dieta Híper-industrial. “Enfermedades de la civilización occidental”
  • Dieta Mediterránea Tradicional. Vamos a promover la vuelta a las dietas tradicionales. Predominio del Reino Vegetal
  • Decálogo de la Dieta Mediterránea. 

¿En qué consiste la Dieta Mediterránea?

Se define como Dieta Mediterránea Tradicional, a un modelo de alimentación que se ha ido desarrollando desde hace milenios, producto de la convergencia de muchas culturas, entre los pobladores que se establecieron en las orillas del mediterráneo.

No es solo un modelo de alimentación, sino que también es un modelo social, una manera de comportarse en la mesa, siendo común que sea compartida con familiares y amigos, donde se comentan los avatares del día y se establecen lazos de amistad y comunicación.

Se caracteriza por estar constituida por una alta utilización de productos naturales principalmente de origen vegetal, entre ellos los diversos tipos de cereales integrales, con los que se elaboran el pan y la pasta integral, abundancia de frutas, verduras, hortalizas frescas, y legumbres, que aportan gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra.

Un consumo bajo de carne, añadido al puchero en pequeñas porciones, a modo de “condimento”, preferentemente de ave, cordero, y caza menor; Un bajo a moderado uso del pescado y del marisco, siendo mayor en las zonas costeras;

Una baja a moderada utilización de lácteos, siendo los más utilizados tradicionalmente los procedentes de la cabra y de la oveja en forma de queso y yogur.

Entre los alimentos con alto contenido en grasas, destacan la utilización de aceite de oliva, semillas y frutos secos.

La Dieta Mediterránea es nuestra Dieta Patrón

Hemos considerado a la Dieta Mediterránea como nuestra Dieta Patrón, ya que ha sido utilizada por nuestros ancestros, desde que tenemos noción de la historia.

El establecimiento de esta Dieta Patrón es clave, para poder determinar cuáles son los alimentos más adecuados para el ser humano.

Creemos que es necesario un consenso para definir la Dieta Patrón de la cultura mediterránea, tal como está promoviendo la Fundación de la Dieta Mediterránea, ya que está siendo muy manipulada, sobre todo por la industria alimentaria y está  dando lugar a múltiples equívocos.

Esta Fundación ha sido promovida por la mayoría de los países de la cuenca mediterránea y consensuada por sus científicos más destacados. Todavía es de esperar que se desprendan de subvenciones interesadas, que dañan su prestigio e imparcialidad.

Dieta Mediterránea Tradicional

Pirámide de la Fundación de la Dieta Mediterránea

Contaminación de la Dieta Mediterránea. Aparición de la Dieta Híper-industrial. 

En las últimas décadas, con la llegada de la industrialización y modernización de nuestro entorno, han cambiado radicalmente los hábitos culinarios.

Han llegado de forma invasiva los alimentos pre-cocinados, las conservas y los embotados, las bebidas gaseosas azucaradas, la bollería y los dulces industriales, las golosinas, las bolsas de patatas y chucherías y un sinfín de productos largo de enumerar, sin olvidar los aditivos químicos y los métodos utilizados para su producción, conservación, esterilización, aromatización etc.

Todo ello ha dado lugar a una importante contaminación de la Dieta Mediterránea que veníamos disfrutando desde hace miles de años y que en la actualidad, tras haber sido desfigurada, tendríamos que llamar Dieta Híper-industrial o de la cultura occidental.

En la actualidad tan solo un 12% de la población española mantiene una alimentación parecida a la que originalmente se consumía en el mediterráneo. Y esta población fiel se encuentra en el medio rural, donde todavía se mantienen estructuras alimenticias ancestrales, con producción propia y mercado local, donde todavía no ha llegado el grueso de la industrialización.

Enfermedades de la civilización occidental. Estado pro-inflamatorio

En las últimas  décadas ha habido un empeoramiento de la calidad alimenticia del ser humano, y del estilo de vida, ocasionando las “enfermedades de la civilización occidental” que en la infancia se van a caracterizar por el aumento de las enfermedades recurrentes, como la obesidad, el asma infantil, los dolores abdominales, las cefaleas, etc.

Hay también una mayor susceptibilidad a las infecciones comunes, con catarros de repetición y aumento de sus complicaciones habituales, como las otitis, sinusitis, y bronquitis.

El estudio IDEFICS ha verificado que los niños que comen un exceso de harinas refinadas y alimentos procesados de origen animal, junto con un consumo infrecuente de frutas y verduras, tienen los marcadores inflamatorios elevados, pudiendo considerarse en su conjunto, que se encuentran en un estado pro-inflamatorio, de ahí el aumento de enfermedades inflamatorias recurrentes que estamos padeciendo.

Al añadir la palabra Tradicional a la Dieta Mediterránea queremos remarcar la importancia de los alimentos tradicionales que han prevalecido en nuestra área y preservarla de la contaminación posterior acaecida en las últimas décadas, sobre todo por la influencia de la industria alimentaria.

Pirámide dieta mediterránea de Oldways

Dieta Mediterránea Tradicional

Pirámide de la Dieta Mediterránea de Oldways

Dieta Mediterránea Tradicional. Volvamos a nuestros orígenes

Vamos a intentar volver a nuestros orígenes mediterráneos, a los alimentos tradicionales, a disfrutar de una dieta exquisita, económica, que proporciona salud y que tras un periodo de acoplamiento, nos parecerá imposible habernos podido alejar de ella, sobre todo al ver los beneficios evidentes, no solo en el control de las enfermedades, sino en la salud en general.

Una  vuelta al estilo de alimentación que no debimos nunca abandonar y que fue seguido por nuestros abuelos y nos es todavía muy familiar.

La Dieta Mediterránea Tradicional, ha sido practicada por los habitantes del mar mediterráneo desde los tiempos del Neolítico; Su característica más destacable es estar basada en alimentos naturales y frescos del Reino Vegetal, discretamente complementada por alimentos de los Reinos Animal y Artesanal.

Ha sido enriquecida por una gran cantidad de alimentos y especias provenientes de multitud de culturas y civilizaciones, a veces muy remotas geográficamente, y que han sido asimiladas por su cultura, sin menoscabar sus características esenciales.

Sus características más peculiares son en definitiva, la predominancia del Reino Vegetal y su preferencia por alimentos frescos y de temporada.

No estamos de acuerdo con la inclusión de las bebidas alcoholicas en el decálogo y en la pirámide, ya que se han demostrado efectos claramente desfavorables y no fue consumido por la mayoría de la población, sobre todo en la infancia, en el embarazo y tampoco por la mayoría de las mujeres. Deberíamos considerar las bebidas alcoholicas como un estimulante cultural festivo, y desde luego nada de alimenticio.

Decálogo de la Fundación de la Dieta Mediterránea

1- Utilizar el aceite de oliva como principal grasa de adición.2- Consumir alimentos de origen vegetal en abundancia: frutas, verduras, legumbres y frutos secos.

3- El pan y los alimentos procedentes de cereales (pasta, arroz y especialmente sus productos integrales) deberían formar parte de la alimentación diaria.

4- Los alimentos poco procesados, frescos y de temporada son los más adecuados.

5-  Consumir diariamente productos lácteos, principalmente yogurt y quesos.

6- La carne roja se tendría que consumir con moderación y si puede ser como parte de guisos y otras recetas. Y las carnes procesadas en cantidades pequeñas y como ingredientes de bocadillos y platos.

7-  Consumir pescado en abundancia y huevos con moderación

8- La fruta fresca tendría que ser el postre habitual. Los dulces y pasteles deberían consumirse ocasionalmente.

9- El agua es la bebida por excelencia en el Mediterráneo.  El vino debe tomarse con moderación y durante las comidas.

10- Realizar actividad física todos los días, ya que es tan importante como comer adecuadamente.

Un fuerte abrazo.

Autor: Fernando Calatayud Sáez

Pediatría Nutricional en Ciudad Real.

Trabajo codo a codo con una nutricionista, mi hija Blanca Calatayud.

Pediatría Nutricional

Dr. Fernando Calatayud

Estamos estudiando la relación entre las enfermedades infantiles y el abandono de la Dieta Mediterránea Tradicional.

Nunca la Pediatría y la Nutrición estuvieron tan cerca.

Dirección de la web y del blog: pediatríanutricional.com

Facebook,  Twitter, Google

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Print this page

Tambin te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscribete al newletter
imalogo-pediatria-nutricionalTe enviaremos periodicamente los artículos que vayamos publicando sobre nutrición infantil.  Te ayudaremos a mejorar la salud y la calidad alimenticia de tu familia.
Privacidad del 100%. Estate seguro de que no recibirás spans