Dieta Mediterranea, Pediatría Nutricional

A qué llamamos Alimentación Híper-Industrial

21 octubre, 2020

Alimentación híper-industrial: No es lo mismo comer alimentos frescos, perecederos, de temporada a comer alimentos “momificados” o perennes?

  • El reino artesanal poco a poco se ha convertido en el Reino Híper-industrial.
  • A los alimentos “momificados” se los reconoce por su “cascara” o envoltura.
  • Cuáles son las principales modificaciones de la dieta occidental. Cuáles son las consecuencias de los cambios en la alimentación.
  • Enfermedades de la civilización occiental.   ¿Sabremos reconocer a los alimentos saludables? ¿Sabremos  reconocer a las técnicas adecuadas de preparación de alimentos?

El Reino artesanal poco a poco se ha convertido en el Reino Híper-industrial.

El reino artesanal que inicialmente solo manipulaba levemente los alimentos para ser almacenados y poder sobrevivir al invierno, nos permitió abandonar el nomadeo y poder establecernos en los poblados.

Sin duda fue un hito en la historia del ser humano.

Los alimentos del reino vegetal y del reino animal se fueron trasformando primero en alimentos del reino artesanal.

Con el paso del tiempo, aumentó su manipulación hasta convertirse en alimentos procesados y ultra-procesados del Reino Híper-industrial.

Los alimentos procesados al ser alimentos de almacenaje, han perdido su frescura, su vitalidad, y los fermentos que llevan asociados.

Manipulaciones necesarias para poder ser conservados y almacenados, ya que de lo contrario se enranciarían o se estropearían por podredumbre, como les pasa a los alimentos frescos.

A los alimentos “momificados” se les reconoce por su “cascara” o envoltura.

Han dejado de estar “vivos”, sin capacidad germinativa y enzimática. Han pasado a estar “momificados”, incapaces de pudrirse y a menudo imperecederos.

Han sufrido la pérdida de nutrientes, enzimas, vitaminas y fermentos, y han perdido la vitalidad y la frescura de los alimentos de temporada.

Estos alimentos degradados son fácilmente reconocibles porque generalmente tienen como cáscara o envoltura materiales industriales como hojalata, cristal, plástico, o cartón.

A estos invasores de la dieta tradicional, los hemos agrupado en el Reino Híper-industrial. 

Reino híper-industrial

A medida que el Reino industrial fue aumentando de tamaño, con el paso de los siglos, y sobre todo llamativamente en los últimos 50 años, se ha ido diluyendo la Dieta Mediterránea.

Siendo tan fuertemente contaminada en su esencia que apenas es reconocible, ocupando todos los espacios de la pirámide de la alimentación.

Carrito en hiper

Carrito Híper-industrial

Crédito de la imagen: Polycart vía Compfight < / a> cc

Los productos procedentes del reino vegetal y animal, han sido manipulados por las técnicas del reino industrial.

Al modificar sus condiciones de obtención y elaboración han contaminado estos productos hasta el punto de invalidar en muchos casos su pretendida calidad.

El pan tradicional como ejemplo

Podemos poner por ejemplo al pan, un alimento artesanal que evolucionó a alimento altamente industrial.

El pan clásico se hacía con harina integral fresca, recién molida, que conservaba toda la vitalidad del trigo ancestral, y que había que proteger para que no se enranciara.

Con ella se hacía un pan de masa madre, al que se dejaba fermentar durante horas. Se horneaba y se obtenía un producto de calidad que duraba muchos días.

En la actualidad se usan granos de trigo de variedades híper-productivas, se les quita el germen y la cascarilla para blanquear, se procesa o tuesta la harina para que no se enrancie.

Se utilizan levaduras industriales que no fermentan adecuadamente el pan, y se congela, para finalmente meterlos en panificadoras industriales.

Cada vez hay mayor sensibilidad al trigo entre la población y no nos extraña después de ver la degradación del pan como producto artesanal.

Alimentos momíficados o híper-industriales

Otros muchos alimentos del reino vegetal o animal se han metido en un bote o en una lata y en ese momento han pasado a ser alimentos del Reino Híper-industrial.

Han perdido su esencia, su vitalidad. ¡Han sido momificados!

Curiosamente todos los animales del mundo comen alimentos frescos, menos el ser humano y los animales humanizados.

Si el alimento artesanal fuera un complemento a las dificultades del invierno, estaría bien. Pero algunos humanos solo toman alimentos altamente procesados del Reino Híper-industrial.

Cuáles son las principales modificaciones de la dieta actual. Cuáles son las consecuencias de los cambios en la alimentación.

Según la Fundación Española de Nutrición (FEN), en su Valoración Nutricional de la Dieta Española de acuerdo al Panel de Consumo Alimentario:

  •  Ha aumentado el consumo de alimentos precocinados e industriales
  •  Ha aumentado el consumo de bebidas refrescantes azucaradas
  •  Ha aumentado el consumo de carne, derivados cárnicos, leche y derivados lácteos
  •  Ha disminuido el consumo de verduras, hortalizas, legumbres y cereales.

Pirámide de los alimentos invertida por la civilización occidental. 

Haciendo un resumen de los cambios alimenticios que estamos observando en el siglo XXI, podríamos decir que se han disminuido los alimentos “perecederos, crudos y ricos en fibra” con abundante“agua biológica ”, con una gran variedad de nutrientes de alta calidad.

Pirámide invertida

Pirámide invertida de la alimentación actual

Y se han sustituido por alimentos procesados por la industria, “momificados”, con nutrientes de baja calidad y escasos en fibras vegetales.

Se han convertido en alimentos fundamentalmente energéticos o sea “alimentos combustible”.

 

 

Enfermedades de la civilización occidental

No es de extrañar la cada vez mayor emergencia de las “enfermedades de la civilización occidental”.

Enfermedades inflamatorias, alérgicas y autoinmunes, junto con la enorme tendencia al sobrepeso, la obesidad y sus co-morbilidades.

Sociedad Híper-Industrial, que acumula el exceso de energía de los “alimentos combustible” en forma de grasa distribuyéndola por todo el organismo y el acumulo de “suciedad” o de sustancias extrañas en los órganos del cuerpo humano.

A pesar de comer en abundancia, nunca se alcanza la saciedad, probablemente debido a la des-configuración de los mecanismos metabólicos, endocrinológicos y al “hambre celular”.

Hay una petición permanente de las células del organismo de nutrientes de buena calidad.

Hipócrates

Hipócrates –padre de la medicina- formuló que la alimentación era la medicina que debía reparar nuestro cuerpo.

Este concepto del “alimento como medicina y la medicina como alimento”, se ha ido perdiendo al cabo de los siglos, a favor de la medicina farmacológica.

Sin reparar en los importantes cambios metabólicos, endocrinológicos e inmunitarios que se suceden cuando se toman los alimentos.

Hay una multitud de nutrientes, que se liberan en la digestión de los alimentos que ingerimos habitualmente.

Bombas de relojería

¿Cómo no tener en cuenta la enorme cantidad de insulina que originan los alimentos de alto índice glucémico?

¿La enorme producción de anticuerpos que origina los alimentos de origen animal, como los derivados cárnicos y la leche de vaca?

¿Las alteraciones que ocasiona el acido araquidónico en la producción de eicosanoides pro-inflamatorios?

¿El depósito de grasa saturada y trans en los adipocitos?

¿La acidificación del medio interno, con la depleción de calcio de los huesos? y mil etc.

Los alimentos industriales pueden ser una verdadera bomba de substancias químicas múltiples, que van a tener una acción inmediata y diversa sobre todo el organismo, por lo que conocer su composición es de suma importancia.

Si son alimentos tradicionales, creados en la naturaleza, ya no precisan etiquetas y no precisamos saber su composición.

Tenemos la seguridad de que son alimentos para los que estamos preparados y que el organismo va a asimilar adecuadamente.

«Enfermedades de la civilización occidental». ¿Sabremos reconocer a los alimentos saludables? ¿Sabremos  reconocer a las técnicas adecuadas de preparación de alimentos?

En general todos los alimentos industriales son verdaderas bombas de relojería, que podrían explotar en nuestras entrañas, originando lo que hoy en día se llaman “enfermedades de la civilización occidental”.

En estos momentos, más que nunca, es necesario recurrir al sentido común y alimentarnos al estilo de siempre, es decir al estilo tradicional.

La Dieta Mediterránea Tradicional en el transcurso de miles de años ha ido sedimentando en sus orillas, aquellos alimentos que la sabiduría popular ha ido seleccionando como apropiados para nuestra especie.

Autor: Fernando Calatayud Sáez

Pediatría Nutricional en Ciudad Real.

Trabajo codo a codo con una nutricionista, mi hija Blanca Calatayud.

Pediatría Nutricional

Dr. Fernando Calatayud

Estamos estudiando la relación entre las enfermedades infantiles y el abandono de la Dieta Mediterránea Tradicional.

Nunca la Pediatría y la Nutrición estuvieron tan cerca.

Dirección de la web y del blog: pediatríanutricional.com

Facebook,  Twitter, Google 

Tambin te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscribete al newletter
imalogo-pediatria-nutricionalTe enviaremos periodicamente los artículos que vayamos publicando sobre nutrición infantil.  Te ayudaremos a mejorar la salud y la calidad alimenticia de tu familia.
Privacidad del 100%. Estate seguro de que no recibirás spans