Como empezar en este blog, Historias sobre la Dieta Mediterránea

Prevenir, mejorar y curar : ¿Cuidas la alimentación?

25 Septiembre, 2015

Con una alimentación basada en la Dieta Mediterránea Tradicional, podemos ayudarte a prevenir, mejorar y curar a la mayoría de las enfermedades infantiles


Es de sabiduría popular y reconocido por cada vez más sociedades científicas, que una alimentación adecuada es la mejor manera de promocionar la salud.

¡Somos lo que comemos!

La mayoría de las enfermedades del ser humano se pueden prevenir cuidando nuestra manera de comer. Hasta aquí todos están de acuerdo.

Sin embargo, una vez que se han desarrollado las enfermedades, no todos parecen estar de acuerdo en que estas pueden revertir, mejorar o curarse, recomponiendo la dieta y eliminando los factores que la alteraron.

Si una mala alimentación ha contribuido a que aparezcan enfermedades y dolencias diversas, por qué la medicina convencional no pone atención en recomponer y resolver los errores alimenticios detectados.

Una historia de medicina preventiva de la antigua China

Voy a contarles una historia que sucedió en la antigua China y que nos ponían como ejemplo los profesores de Medicina Preventiva, cuando estudiábamos en la facultad de medicina.

Los médicos chinos de la antigüedad eran valorados por sus conocimientos preventivos y la comunidad los mantenía a condición de que pudieran prevenir, mejorar y curar las distintas enfermedades que solían afectar a la comunidad.

Cuando un paciente se ponía enfermo, se presumía que algo había fallado en su organismo que le impedía defenderse bien de esa dolencia. Sus defensas naturales habían fracasado. Sus mecanismos defensivos no habían resuelto el problema de forma espontánea, como habitualmente solían hacerlo.

Los sabios y ancianos de la aldea consideraban que algo no estaba funcionando bien en el organismo del enfermo. Y se le pedía al médico que averiguara las causas y los desencadenantes de dicha enfermedad.

El médico era de alguna manera examinado. Tenía que esforzarse para encontrar la causa por la que el enfermo no había podido defenderse adecuadamente. Tenía que valorar todos los desencadenantes y poner todo su interés en resolver el origen de esa enfermedad.

Si no encontraba la causa, los sabios y ancianos de la aldea pensarían que no sabía enfrentarse a los retos de esa enfermedad. El consejo de ancianos consideraría que no había sido capaz de adelantarse a sus efectos patológicos.

Si la salud de la comunidad no era buena, y las enfermedades se repetían excesivamente, se consideraría que no sabía lo suficiente y que no proponía las medidas adecuadas que conducían al estado de salud.

Si esto llegara a ocurrir, era posible que la comunidad le dejara de mantener y probablemente llamarían a otro médico con más conocimientos preventivos.

¡Los médicos chinos de la antigüedad eran valorados sobre todo por sus conocimientos preventivos!

Parece ingenua esta antigua historia, y que no es de nuestro tiempo y sin embargo tiene cierta similitud con lo que nos está sucediendo a nosotros desde que hemos iniciado la Pediatría Nutricional.

Los niños que comen adecuadamente, apenas se ponen malitos, con escasa repercusión en su estado general y con pronta recuperación de su salud, casi no los vemos en la consulta de pediatría.

Esto no quiere decir que no tengamos niños enfermos con patología frecuente, ya que no todos los pacientes que vienen a la consulta siguen la Dieta Mediterránea Tradicional, pero si es muy significativo, que en una especialidad como pediatría, que se nutre principalmente de enfermedades agudas, tengamos en la consulta unas cifras de niños programados para la supervisión de su salud superior al número de niños que acuden por enfermedad.

Esto no nos había ocurrido antes, ni ocurre en los consultorios habituales de pediatría, donde el 90 % de los niños, acuden por causa de enfermedades agudas.

frutas y verduras 2887796343_05eb26972f

prevenir con dieta mediterránea

Crédito de la imagen: Ipoh kia vía Compfight cc

Nuestro equipo lleva años trabajando en la prevención y tratamiento de las enfermedades infantiles, y según los estudios de investigación que estamos realizando, la mayoría de las enfermedades infantiles se pueden prevenir, mejorar y curar y han sido originadas por el abandono de la Dieta Tradicional.

Nuestro trabajo como terapeutas-médicos, consiste en detectar cuales han sido los errores y las modificaciones culinarias que se han introducido en tu menú habitual, y a continuación darte las pautas para su corrección, siempre siguiendo el modelo de la Dieta Mediterránea Tradicional.

Quizás pienses que en tu casa se come bien, de acuerdo a las normas establecidas, pero hemos observado que en general se come bastante mal, incluso en aquellas familias que se preocupan por una buena alimentación.

No es culpa vuestra. Ni de los pediatras. Ha sido inducido principalmente por la presión sistemática de la industria alimenticia y su búsqueda de beneficios en el mercado de alimentos.

Hemos hecho estudios de investigación, de la mayoría de las enfermedades infantiles que vemos en Atención Primaria. Los hemos presentado en los Congresos Nacionales de Pediatría. Y ahora los estamos publicando en revistas de pediatría. (Ver en menú: Estudios).

No son ensayos clínicos, para los que se necesitan muchos recursos económicos y logísticos – que nos gustaría tener-  pero sí que entran en la categoría de estudios analíticos antes-después, con un aceptable nivel de evidencia. Seguiremos investigando para aumentar el nivel de evidencia.

En algunas enfermedades poco frecuentes, no se han podido completar los estudios por falta del suficiente número de pacientes, aunque la mejoría que hemos observado es también muy evidente.

fruteria 242244089_2725b94986

Prevenir con dieta tradicional

Crédito de la imagen: Alexbip vía Compfight < / a> cc

Nuestro modelo de curación no es inmediato, sino que está basado en estimular a las “Fuerzas auto-curativas de la naturaleza”, lo cual precisa de un periodo de tiempo necesario para restaurar el equilibrio natural perdido y normalizar progresivamente la composición de los alimentos y sus nutrientes.

Enfermedades recurrentes de la infancia, que se pueden prevenir, mejorar o curar con Pediatría Nutricional

A continuación vamos a exponer la lista de enfermedades habituales de la infancia en las que podemos ayudarte a prevenir, mejorar y curar, y que mejoran en el plazo de semanas o de algunos meses, tras la instauración de una dieta adecuada.

En ella están incluidas más del 90 % de las enfermedades habituales de la consulta de pediatría de atención primaria.

Sistema inmunológico y área ORL

  • Catarros de repetición
  • Complicaciones bacterianas frecuentes
  • Rino-sinusitis de repetición
  • Otitis de repetición
  • Obstrucción nasal persistente, con patología obstructiva e infecciosa
  • Hipertrofia adenoidea y amigdalar
  • Apneas del sueño
  • Derrame persistente del oído medio, con dificultades para la audición

Sistema metabólico

  • Sobrepeso y obesidad
  • Inapetencia infantil
  • Escaso crecimiento pondero-estatural o Fallo del medro
  • Astenia o cansancio persistente
  • Diabetes tipo II

Sistema digestivo

  • Dolor abdominal recurrente
  • Estreñimiento
  • Diarrea persistente
  • Cólico del lactante
  • Regurgitaciones del lactante
  • Molestias digestivas persistentes
  • Caries dental

Sistema inmuno-alérgico

  • Asma infantil o Sibilantes recurrentes
  • Rino conjuntivitis alérgica
  • Eczema atópico
  • Acné infanto-juvenil
  • Queratosis pilaris
  • Aftas bucales recidivantes

Sistema neuro-sensorial

  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Dolores musculares en las extremidades
  • Tendinitis y dolores articulares frecuentes
  • Lesiones deportivas frecuentes
  • Déficit de atención con híper-actividad

Imprimir

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Tambin te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscribete al newletter
imalogo-pediatria-nutricionalTe enviaremos periodicamente los artículos que vayamos publicando sobre nutrición infantil.  Te ayudaremos a mejorar la salud y la calidad alimenticia de tu familia.
Privacidad del 100%. Estate seguro de que no recibirás spans