Como empezar en este blog, Enfermedades y síntomas

¿Tienes problemas de salud con tus hijos?

26 Septiembre, 2015
Dieta Mediterránea Tradicional

Si tu hijo tiene problemas de salud y enferma frecuentemente, tienes que revisar los alimentos que toma y tienes que defenderte de la industria.

  • ¿Tienes  problemas de salud con tus hijos? ¿Se ponen enfermos con frecuencia?
  • ¿Tienes que acudir al pediatra o medico de familia con frecuencia? ¿Toma tu hijo muchas medicinas?
  • Y si cambiamos de modelo alimenticio. ¿Cómo comían tus abuelos? ¿Cómo comen tus hijos?
  • ¿Es posible modificar el modelo alimenticio? ¿Cuál es la alimentación más adecuada?
  • ¿Puede influir la alimentación en la salud de tus hijos? ¡Te proponemos un cambio hacia la salud!

¿Tienes  problemas de salud con tus hijos?  ¿Se ponen enfermos con frecuencia?

Con la mejoría de la calidad de vida, con una mayor higiene personal y comunitaria, con los cuidados proporcionados por los servicios sociales y un aumento en la disponibilidad de alimentos, las sociedades occidentales han disminuido llamativamente la mortalidad infantil, percibiendo una sensación de buen o muy buen estado de salud.

_MG_9103

Tomates frescos

Sin embargo, no estamos del todo satisfechos, ya que en los últimos años, han aumentado considerablemente las llamadas “enfermedades de la civilización occidental” en la infancia.

Enfermedades que apenas tenían prevalencia en tiempos pasados y que apenas aparecen en países con costumbres primitivas que no han tenido acceso al desarrollo industrial.

Ha aumentado considerablemente el sobrepeso y la obesidad, con índices récord que se acercan a la mitad de la población infantil.

Ha aumentado el número de niños con híper-reactividad infantil y asma infantil, llegando a afectar a uno de cada tres niños.

Han aumentado los catarros de repetición y sus complicaciones habituales como otitis, sinusitis y bronquitis alcanzando cifras en los primeros años de escolarización muy altas.

Han aumentado las alergias, las intolerancias alimenticias y los trastornos digestivos, etc. Como ves no es oro todo lo que reluce.

¿Tienes que acudir al pediatra o medico de familia con frecuencia? ¿Toma tu hijo muchas medicinas?

A pesar de todas las condiciones favorables que aporta la sociedad avanzada en la que vivimos ¿cómo es posible que tengamos que acudir con tanta frecuencia al pediatra o médico de familia?

En los primeros años de vida, y sobre todo cuando empieza la escolarización, es un sin vivir, los niños no paran de ponerse malitos, con uno y otro catarro de vías altas que a menudo se complican, afectando a los oídos o a los senos o al sistema broncopulmonar.

_MG_7919

Agucacates

A menudo se les sobre-medica, para atajar infecciones bacterianas o síntomas escandalosos como la fiebre alta, la intensa afectación del estado general, la tos irritativa exagerada, los vómitos biliosos emetizantes, la mucosidad espesa y abundante que les obstruye la respiración ocasionándoles problemas respiratorios, los dolores abdominales y de cabeza, las diarreas, etc.

¿Y si cambiamos de modelo alimenticio? 

Nosotros consideramos que todas estas enfermedades que asolan actualmente a la infancia, y que hemos denominado de la “civilización occidental”, se deben al abandono de las dietas tradicionales y del estilo de vida.

Cada vez se come peor, no en cantidad sino en calidad y cada vez se hace menos ejercicio y se juega menos al aire libre no contaminado.

¿Cómo comían tus abuelos?

Si recuerdas, tu abuela iba todos los días al mercado con una bolsa bajo el brazo. La comida se compraba fresca, de la zona, recién recolectada, del día.

Los mercados olían a fermentación controlada, con montoneras de productos de temporada, recogidos en huertas próximas y locales.

Se cocinaba cada día, con productos de gran calidad. No se utilizaban pesticidas ni abonos químicos.

Las variedades de alimentos eran limitadas, no habría más de 100 productos en todo el mercado.

_MG_7963

Calabacines

En la actualidad ¿cómo comen tus hijos?

Se acude al híper-mercado una vez a la semana, con un carrito de compra de gran tamaño, apenas hay olor a productos frescos, no están recién recolectados y ya no son de huertas cercanas, a menudo proceden de tierras lejanas.

No hay montoneras, están envasados o empaquetados y todos tienen el mismo tamaño, sin picaduras, ni defectos apreciables, parecen clones de plástico.

Se utilizan pesticidas y abonos químicos controlados, se utiliza la ingeniería genética para evitar plagas y modalidades de productos más rentables.

No se cocina a diario, a menudo disponemos de productos listos para consumir inmediatamente o tras un ligero calentamiento.

Productos manipulados que han perdido su frescor, ya no fermentan, no se pudren y se han convertido en productos “momíficados” como la bollería industrial, la galletería, los cereales de desayuno, las conservas, los embutidos, los productos pre-cocinados, etc.

¿Es posible modificar los modos de alimentarse? ¿Cuál es la alimentación más adecuada?

Nuestra propuesta es sencilla, aunque no es fácil de aplicar, debido al ritmo frenético y a la tremenda actividad que estamos desarrollado en nuestro tiempo.

No hay tiempo para nada, para cocinar, para ir al mercado, para ir al parque con los niños.

Pero….¡Estamos hablando de la salud de toda la familia, y en particular de tus hijos!

Tienes que hacer un esfuerzo para establecer unos buenos hábitos alimenticios.

Es preciso que te lo creas, que te calen hondo nuestras propuestas e intuyas su beneficio. Más con el instinto que con la razón. La razón nos engaña a menudo y es manipulable, pero el instinto está ahí para re-descubrirlo.

Todos los animales mamíferos se guían por el instinto para comer. No precisan que nadie les explique cuál es su modelo alimenticio, lo deben tener escrito en sus genes y saben como leerlos. Nosotros casi hemos perdido esta función saludable por una “lavadura de coco” de siglos y hambrunas.

Disponemos de más alimentos que nunca, todavía podemos encontrar mercados locales y tiendas de la esquina, donde hay productos de la zona para poder realizar la cocina tradicional.

De esta manera podrás iniciar las modificaciones alimenticias que llevarán a alcanzar altos niveles de salud a tu familia.

Los abuelos la conocen, es económica, exquisita para el paladar y la han practicado desde siempre y a nosotros nos es todavía muy familiar, solo tenemos que comenzar a practicarla, y después nos parecerá mentira que hayamos podido alejarnos de algo tan saludable.

¿Puede influir la alimentación en la salud de tus hijo?

¡Te proponemos un cambio hacia la salud!

Son muchos los estudios que están confirmando la altísima relación que hay entre los alimentos que comemos y la aparición de la mayoría de las enfermedades.

Recientemente la OMS ha relacionado la aparición del cáncer con el abuso de carnes rojas y derivados cárnicos.

Por supuesto que tiene relación, pero no hay que irse tan lejos, a algo tan extremadamente grave, que parece dicho para asustarnos.

Lo importante que tenemos que retener, es que no son alimentos apropiados para el ser humano en cantidades excesivas y sobrecargan negativamente en el día a día, al sistema defensivo e inflamatorio.

Nuestros estudios también han ido en la misma dirección y ahora no nos cabe duda que la mayoría de las enfermedades se pueden prevenir, mejorar o curar con una dieta adecuada para las necesidades infantiles.

Disfrutemos de nuestra Dieta Tradicional, la Dieta Mediterránea Tradicional.

Te proponemos un cambio hacia la salud. En esta web podrás explorar cuales son los cambios necesarios para recuperar la Dieta Mediterránea.

También podemos ayudarte de manera personalizada si necesitas que te orientemos de un modo especial. Te haremos un Informe Nutricional personalizado y te daremos las claves para un cambio hacia la salud de tus hijos y de toda tu familia.

Autor: Fernando Calatayud Sáez

Pediatría Nutricional en Ciudad Real.

Pediatría Nutricional

Dr. Fernando Calatayud

Trabajo codo a codo con una nutricionista, mi hija Blanca Calatayud.

Estamos estudiando la relación entre las enfermedades infantiles y el abandono de la Dieta Mediterránea Tradicional.

Dirección de la web y del blog: pediatríanutricional.com

Facebook, Twitter, Google +.

 

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Tambin te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscribete al newletter
imalogo-pediatria-nutricionalTe enviaremos periodicamente los artículos que vayamos publicando sobre nutrición infantil.  Te ayudaremos a mejorar la salud y la calidad alimenticia de tu familia.
Privacidad del 100%. Estate seguro de que no recibirás spans